Press "Enter" to skip to content

Muchas gracias y hasta pronto

Es con estas palabras que hoy me dirijo a todos los lectores de Catholic Week con el corazón lleno y agradecido por todo lo vivido aquí en los 6 años de servicio como Directora del Ministerio Hispano en la Arquidiócesis de Mobile. No me gustan las despedidas y de manera especial cuando soy yo la que marcha por eso aprovecho este medio para hacer un pare y decir muchas gracias y hasta pronto. Al empacar y hacer maletas, lo más preciado de llevar son las vivencias en todo este tiempo en la que considero mi familia arquidiocesana.
En la Vida, todos necesitamos en algún momento que nos empujen a hacer algo que no nos creemos capaces, agradezco a quien en su momento me dio el empujoncito, ya que nunca había trabajado a nivel Arquidiocesano. Quiero dar las gracias a todos los me recibieron y aun sin conocerme y me fueron adoptando a lo largo de las diferentes parroquias. Gracias a todos los que abrieron sus casas y me hicieron sentir parte de su familia. Mencionarlos uno por uno sería injusto porque sé que alguien se me quedaría por fuera, ustedes saben quiénes son, gracias de corazón por hacer vida a Mateo 25, 35-45. Hemos tenido la oportunidad de compartir en retiros de evangelización, de Emaús mujeres y hombres, de Camino al Matrimonio, retiros vocacionales de Hombres por Cristo y para Cristo, retiros de crecimiento familiar, en reuniones del Movimiento Familiar Cristiano. También tuvimos la oportunidad de invertir tiempo en formación a través del SEPI, las clases de la Escuela de Formación San Juan Diego, días de talleres con OCP, trabajando para la creación del Plan Pastoral, las Conferencias de One Faith One Family.
También hemos compartido en peregrinaciones Arquidiocesanas como la de Filadelfia con la visita del Papa Francisco, la peregrinación a la tumba del Beato Seelos en New Orleans, la peregrinación a donde se encuentra la Madre Angélica en Cullman. Hemos vivido momentos hermosos en misión una vez al año con la comunidad de St. Pious X en Unión Springs, los días de formación para ministros de liturgia de OCP, el trabajo del Plan Pastoral Arquidiocesano, los Festivales Hispanos en Mobile. Hemos crecido en las reuniones de líderes Hispanos del Ministerio Hispano a nivel parroquial y por areas. Hemos celebrado juntos en casi todas las comunidades parroquiales como Ministerio Hispano la fiesta de la Virgen de Guadalupe, Posadas, Rosarios en las parroquias y en sus casas. Me llevo también los momentos de alegría que hemos compartido como también las tristezas, las familias separadas por deportaciones, la partida repentina de muchos seres queridos que se nos han adelantado a la Casa del Padre, muchos de los cuales han sido casos difíciles donde no fue posible volver a la patria para los entierros por falta de papeles. Es imposible escribir en estas pocas líneas todo lo que hemos vivido, por todo les doy las gracias. Ha sido un privilegio haberles conocido a todos y cada uno, gracias por haberme permitido servirles desde esta Oficina del Ministerio Hispano.
Creo en que cada persona tiene dones y cualidades que son regalo de Dios y que han de ser multiplicados y solo es posible hacerlo cuando se ponen al servicio de los demás. Gracias por poner al servicio de Dios y de Su Reino todos los dones que cada uno presta allí donde está. Gracias por que es el servicio que cada uno brinda con generosidad, es el deseo de Encuentro con Jesús, es el deseo de conocer mejor nuestra fe católica para vivirla a mayor plenitud, es todo esto y más lo que hace posible la labor pastoral que se realiza aquí. Gracias por todos los esfuerzos de romper barreras y de construir Reino desde nuestras parroquias, desde nuestros ministerios, desde nuestras comunidades que son diversas y multiculturales con retos y desafíos pero también con mucha riqueza cada una.
Pido al Señor que continúe bendiciendo a cada uno y que cada uno de nosotros sepamos reconocer esas bendiciones en el diario vivir. En medio de las turbulencias como nos decía el evangelio de hace unos días hemos de escuchar el llamado del Señor que nos invita a caminar hacia El con ánimo! Sigamos apoyándonos en oración, sigamos afinando el oído para escuchar la voz de Dios que desea unidad, que desea que vivamos en esperanza, que trabajemos por el Reino del amor, del respeto, de hacer espacio a todos porque todos somos esenciales y es YA! No se puede esperar. No tengan miedo herman@s de dejarse empujar por Dios y dar el máximo jalando a otros también hacia Dios y su Iglesia. Muchas gracias de nuevo herman@s porque veo en cada uno de ustedes ese mismo deseo de ser parte vibrante de nuestra Iglesia Católica aquí en la Arquidiócesis de Mobile. Les pido oración por mi mama y por mí en nuestro regreso a Miami donde volveremos a vivir con el resto de nuestra familia allí. Dios les pague toda su generosidad.

***

I take this opportunity to thank everyone in the Archdiocese of Mobile for welcoming me six years ago when I came to serve as Director of Hispanic Ministry for the Archdiocese of Mobile.
Thank you for all the support that has helped me feel at home while living here.
Thank you for all the efforts to build community throughout the archdiocese as One Faith One Family. It is the name of one of our Conferences but it is the conference that brings all of us together as family able to celebrate the strength of being diverse under one shepherd, it is where our Archbishop shares with all of us as family. In Spanish recordamos instead of we keep memories, recordar has its roots in cordis which means corazón which means heart. I take within my heart all that I have lived and experienced here and for ALL I am very grateful, I have learned to love and embrace our beautiful catholic faith among you. Muchas gracias for everything.
— Olga Villar served as the Director of Hispanic Ministries for the Archdiocese of Mobile.

Be First to Comment

Leave a Reply

Mission News Theme by Compete Themes.