Press "Enter" to skip to content

375 adolescentes de la Arquidiócesis se juntan en un fin de semana transformador en ACYC

Por ROB HERBST

The Catholic Week

ORANGE BEACH— Adolescentes católicos a lo largo de la Arquidiócesis de Mobile descubrieron que no están solos.

Aproximadamente 375 adolescentes de 34 parroquias que representan a todos los rincones de la Arquidiócesis se reunieron en las playas de Perdido Beach del 22 al 24 de febrero para la Conferencia Anual de la Juventud Católica Arquidiocesana (ACYC). El tema de este año fue “Esto lo cambia todo”. Mientras que algunos adolescentes son constantes en este retiro de un fin de semana de diversión, fe y comunión, — era algo nuevo — y una experiencia reveladora para otros.

“Cada uno después de la adoración— sus comentarios fueron “Yo nunca había estado antes en una sala con tantos jóvenes católicos. “Les encantó, simplemente les encantó. Cada uno de ellos,” expresó Gabe Norton, director de educación religiosa en la parroquia Nuestra Señora Reina de la paz de Selma. “Quería que ellos tuvieran esta experiencia”.

Según Norton, esto marcó el primer año de la parroquia de Nuestra Señora Reina de la paz, ha llevado a un grupo de adolescentes a ACYC en por lo menos siete años.

Ella dijo que el programa de educación religiosa de la parroquia tiene sólo 17 niños y que los seis adolescentes que asistieron a ACYC este fin de semana se están preparando para la Confirmación.

Ya que Selma no es una ciudad muy católica, los adolescentes a veces se sienten solos, de ser los únicos católicos en su grupo.

“Muchos de ellos van a escuelas privadas y ellos son los únicos católicos en su escuela”, dijo Norton. “Para que ellos sean capaces de conectar con otros jóvenes que son católicos es maravilloso. Una de las jóvenes conoció a otra chica del condado vecino y en sus escuelas juegan entre sí en algún deporte. Ella dijo «ahora la veo y sé que ella es católica». Eso es algo que ella se lleva y ahora esta tan contenta por eso.” Los adolescentes de Selma no fueron los únicos recién llegados al ACYC.

La misión de Nuestra Señora de Guadalupe en Clio, situada cerca de 25 millas al este de Troy, es la única parroquia que tiene solamente comunidad hispana en toda la Arquidiócesis. Aunque no es una comunidad muy grande, estuvo bien representada en su primer viaje a ACYC con 20 adolescentes.

“Yo estaba hablando con alguien y le dije que trajimos 20. Ella dijo ¡20! Padre ¿está loco? ¡Comience con unos cuantos!’. Pero uno no puede devolver a alguien, bromeó el Reverendo Marco Sánchez, S.T., responsable del cuidado pastoral de la misión.

El Reverendo Sanchez al menos contó con el apoyo de cinco acompañantes.

Sintió que era un viaje importante, ya que los adolescentes no solo se sumergieron con otros jóvenes católicos, sino también con católicos en su mayoría no hispanos.

El gran éxito es que podemos ver más de la Iglesia Católica, ver a otras personas con la misma experiencia”, dijo el Rev. Sánchez. “Esperemos que allí haya una integración. Ese fue un gran componente para mí: conocer a otras personas”.

La integración debe ser una calle de dos vías, dijo el Director del Ministerio de jóvenes y jóvenes adultos Adam Ganucheau de la Arquidiócesis del Mobile.

“Para aquellos adolescentes que son los únicos católicos en su escuela, ACYC es un gran recordatorio de que la Iglesia es más grande tanto a nivel local como global, y que no están solos”, dijo Ganucheau. “Espero que los adolescentes de nuestras escuelas secundarias católicas o de áreas católicas más grandes escuchen a sus compañeros que, solo por el lugar donde viven, a menudo es más difícil para vivir su fe católica y crecer como discípulos”.

En lo que respecta a crecer como discípulos, el fin de semana ciertamente afectó a Sarah Trattles, una joven de 17 años de la parroquia Santa Margarita de  Escocia en Foley.

Trattles dijo que ella quería asistir a ACYC en el pasado, pero los conflictos de programación le impidieron asistir.

“Estos han sido los tres mejores días de mi vida”, dijo Sarah. “Siento que esto me hará más abierta a la evangelización de la fe católica”.

Y Sarah no fue la única en ser cambiada por ACYC.

“El fuego del Espíritu Santo estuvo tan presente este fin de semana,” dijo Norton de su grupo de Nuestra Señora Reina de la Paz. “Mantuve la parroquia y los padres actualizados en nuestra página de Facebook. Lo que continuamente les pedía era orar para que los niños estuvieran abiertos al Espíritu Santo trabajando a través de ellos. Y que mantengan esa apertura. Es obvio que han tenido un cambio. Y quiero que se mantengan abiertos porque esta es nuestra fe y es una joya.”

Be First to Comment

Leave a Reply

Mission News Theme by Compete Themes.