Press "Enter" to skip to content

‘Mucho más semejantes de lo que creemos ser’

Los niños del Programa de Reasentamiento de Refugiados de los SSC se unen a los niños de San Ignacio para un día de diversión y conexión

 Por ROB HERBST
La Semana Católica
MOBILE — Los antecedentes de los niños pueden haber sido diferentes, pero compartían bastante en común.

La parroquia de San Ignacio recibió a 21 niños de familias que fueron reasentadas en Mobile a través del Programa de reasentamiento de refugiados de los Servicios Sociales Católicos el 26 de junio. Los niños se unieron a los niños de St. Ignacio en los grados quinto al séptimo para una mañana de divertidas actividades y juegos.

“Ayuda a construir ese entendimiento de que somos mucho más semejantes de lo que creemos”, dijo Joseph Bayer, Gerente del Programa de Reasentamiento de Refugiados de CSS y coordinador estatal de refugiados. “Todos pueden jugar fútbol juntos, todos pueden jugar Cornhole juntos. Los niños hacen las mismas cosas y cantan las mismas canciones “.

La mañana fue parte del programa “Camina el Camino” para niños de San Ignacio, que se centra en diferentes obras corporales de la misericordia cada día, como “Acoge al Extraño”.

Todos jugaron fútbol y voleibol, además de juegos de video y manualidades.

“Hay algunas cosas que son universales, como todos alentamos por el fútbol”, dijo Caroline McDonald, directora de Vida Familiar en San Ignacio. “Y se dan cuenta de que todos son iguales”.

Según Bayer, la mayoría de los niños reasentados que participaron en el día del campamento de San Ignacio o sus padres son originarios de la República Democrática del Congo, pero han estado en campamentos de refugiados en otros países africanos como Uganda, Ruanda, Burundi. y Kenia antes de venir a los Estados Unidos.

Todos llegaron a Mobile en los últimos tres años, y el participante más reciente del campamento llegó en mayo. Todos tenían una edad entre kindegarten  y 13 años y la mayoría tenía un buen conocimiento del inglés.

“Los niños son increíbles”, dijo Bayer.

“Para nuestros niños, creo que esto es algo acogedor. Han crecido en un campo de refugiados toda su vida y ahora están aquí y en algún lugar al que pueden llamar hogar. Pueden venir y conocer a los niños en su nuevo hogar y convertirse en amigos y formar relaciones “.

Los SSC, que están afiliados a los Servicios de Migración y Refugiados de la USCCB (Conferencia de Obispos Católicos de los EEUU), es el único proveedor de servicios de refugiados en Alabama.

Una vez que las familias son seleccionadas y examinadas por el Departamento de Estado de los EE. UU. y llegan aquí, los SSC las apoya desde cero, tales como ayudar a encontrar un lugar para vivir, empleo y comida, inscribir a los niños en la escuela y programar las visitas médicas necesarias, además de ayudarlos a conseguir tarjetas del Seguro Social y licencias de conducir.

“Los primeros 90 días son muy complicados y muy intensos. El Departamento de Estado espera que sean autosuficientes en 90 días ”, dijo Bayer. “Entonces estamos obligados a servirles hasta cinco años. Después de cinco años pueden solicitar la naturalización. Los ayudaremos durante ese período, y esperamos que el objetivo final sea convertirse en ciudadanos “.

Be First to Comment

Leave a Reply

Mission News Theme by Compete Themes.