Press "Enter" to skip to content

Defendiendo la dignidad de toda vida humana

Hay una acusación a menudo usan los defensores del aborto en contra de los que están a favor de la vida. Es así: “sólo te preocupas por el bebé hasta que nazca el bebé”. En otras palabras, la acusación contra las personas a favor de la vida es que, aunque nos preocupa la dignidad del bebé antes de nacer, no estamos tan preocupados por la dignidad de las personas que están en necesidad.
Esta es una denuncia conveniente pero no está fundada en la verdad. Si uno es pro-vida, entonces uno debe preocuparse por la dignidad de la persona humana desde la concepción hasta la muerte natural.
Nosotros los católicos nos damos cuenta de que estamos llamados a poner nuestra fe en acción. Sabemos que no somos salvados por nuestras buenas obras, pero también sabemos eso que escribió Santiago en la Biblia:
Hermanos míos, ¿de qué le sirve a uno decir que tiene fe si no tiene obras? ¿Podrá salvarlo la fe? Supongan que un hermano o hermana andan medio desnudos, o sin el alimento necesario, y uno de ustedes le dice: vayan en paz, abríguense y coman todo lo que quieran; pero no les da lo que sus cuerpos necesitan, ¿de qué sirve? Lo mismo pasa con la fe que no va acompañada de obras, está muerta del todo. Uno dirá: tú tienes fe, yo tengo obras: muéstrame tu fe sin obras, y yo te mostraré por las obras mi fe…. Como el cuerpo sin el aliento está muerto, así está muerta la fe sin obras. (Santiago 2: 14-17, 26)
O como dijo Jesús en el Evangelio: “El árbol que no dé frutos buenos será cortado y echado al fuego. Así pues, por sus frutos los reconocerán.” (Mt 7, 19-20)
Los católicos tienen una larga historia de servicio a las necesidades de los demás y la Iglesia Católica hoy en día es la organización no gubernamental más grande que brinda ayuda a los necesitados. Aquí, en la Arquidiócesis de Mobile, nuestra gente responde con extraordinaria generosidad a la Campaña Anual de Caridades Católicas que satisface las necesidades de muchos en la mitad sur de Alabama.
Sin embargo, la acusación contra las personas a favor de la vida de que no nos importa el bebé una vez que nace, aunque es una queja injusta, es útil. Sabemos que el bebé en el útero es una vida humana. Por esta razón, tenemos un compromiso apasionado de defender la vida del niño antes de nacer. La acusación contra nosotros nos recuerda que debemos ser igual de apasionados cuando se trata de defender la dignidad de toda la vida humana, especialmente la de los necesitados.
No es el propósito de este artículo abogar por un enfoque político u otro. Intento lo mejor que puedo para evitar tomar posiciones políticas. Al mismo tiempo, como líder religioso, y aún más importante, como cristiano bautizado, es necesario que todos nos recordemos que las cuestiones políticas son, en su fundamento, cuestiones morales. Las leyes de la sociedad expresan los valores éticos de la sociedad. En pocas palabras, nuestras leyes reflejan lo que nosotros, como personas, consideramos correctos e incorrectos.
Nuestra postura pro-vida nos impulsa a oponernos a las leyes que abrazan el aborto y tratar de cambiarlas. Esta misma postura pro-vida también debe demostrarse en todos los aspectos de las leyes y políticas gubernamentales que apoyamos u oponemos.
Para que seamos verdaderamente pro-vida, debemos preocuparnos por la dignidad de toda vida humana. Esto se traduce en una preocupación para aquellos que no pueden pagar una vivienda digna, alimentos o atención médica. Incluye la atención a las personas sin hogar y los enfermos mentales; educación de calidad para todos, particularmente para estudiantes de ingresos medios y bajos; y compasión por aquellos que huyen desesperadamente de los peligros en sus países de origen.
La lista podría ser mucho más larga. El punto es este: nuestra postura pro-vida al principio de la vida debe extenderse a toda la vida, hasta el final de la vida. Esto se basa en la comprensión de que la vida humana es intrínsecamente preciosa porque cada vida humana, como enseña el libro del Génesis, está hecha a imagen y semejanza de Dios.

Be First to Comment

Leave a Reply

Mission News Theme by Compete Themes.