Wed. Oct 21st, 2020

Cada nuevo día presenta nuevas oportunidades para practicar una vida de corresponsabilidad. Cuando nos levantamos cada mañana, podemos comenzar dando gracias a Dios por tantas bendiciones. Ya sea la serenata de un coro de pájaros afuera de la ventana, una ducha de agua caliente, una despensa abastecida o una sonrisa de la persona en el auto-servicio, tenemos innumerables oportunidades de reconocer cada uno de estos como simples y maravillosos regalos de nuestro Padre Celestial.

Toda dádiva buena y todo don perfecto viene de lo alto, desciende del Padre de las luces, en quien no hay cambio ni sombra de rotación.” (Santiago 1:17)
Como buenos administradores, estamos llamados a reconocer estos dones de Dios y los dones que Él nos dio para compartir con el mundo. Compartir nuestros dones en nuestra vida cotidiana afecta a las personas de maneras que nunca podremos saber. Una simple sonrisa y una palabra amable para el cajero podría ser el rayo de luz que necesitaban para transmitir la misma alegría a la siguiente persona que se encuentren. Recuerda, una sonrisa es contagiosa.

“Por obra de los apóstoles se producían en el pueblo muchas señales milagrosas y prodigios. Los creyentes se reunían de común acuerdo en el pórtico de Salomón.” (Hch 5:12)

En los Hechos de los Apóstoles se nos dice que los apóstoles de Cristo realizaron muchas “señales y milagros” en público. Debido a que los apóstoles compartieron los dones que Dios les dio, cambiaron las vidas de “un gran número de hombres y mujeres” que fueron guiados a creer en el Señor. Cuando vivimos nuestra vida practicando diariamente actos de amor, compasión, amabilidad y generosidad, somos instrumentos de evangelización. Como buenos administradores, creemos que si nos enfocamos en Cristo cada día, todo lo que hacemos tiene el poder de transformar una vida en este mundo roto.

Una vez que adoptamos el verdadero significado de la corresponsabilidad en nuestras vidas, cambia la forma en que vemos cada decisión que tomamos. La corresponsabilidad es una forma total de vida. ¿Cómo podemos usar los dones que Dios nos dio para hacer una diferencia en la vida de alguien hoy?
— Shannon Roh es la Directora Ejecutiva de la Oficina de Desarrollo y  Administración de Mobile

By Editor

Leave a Reply